Cómo preparar una media maratón desde 0: Mi experiencia como runner y 5+1 consejos

Escrito por Carlos F. Galache
como preparar media maraton

¡Comparte el Artículo en tus Redes!

¿¿Todo el mundo puede hacer una media maratón??

Diría que casi.

No te engaño si te digo que preparar una media maratón es un objetivo alcanzable para la mayoría de los runners amateur o aquellos principiantes que se quieran iniciar en el mundo de las carreras populares.

La diferencia va a estar (perdona por la obviedad) en el tiempo que vas a necesitar para preparar 21 km con dignidad, sin lesiones y disfrutando de la carrera.

Pero antes de lanzarte, déjame que te advierta algo.

Hay que tenerle cierto respeto a la larga distancia. Hay demasiados corredores poco preparados que se llevan un buen susto…

Como no quiero que eso te pase, voy a darte una serie de consejos, basados en mi experiencia como runner en los que he completado varias medias maratones (y enteras).

Espero que con ellos (y con tu sudor y esfuerzo, claro) puedas correr tu primera media maratón con éxito 😉

¡Vamos con ellos!

 

 

1 De menos a más

 

Esto puede sonar a tópico, pero no empieces la casa por el tejado.

media maraton-casa por el tejado

Si quieres correr 21 km, lo lógico es que hayas hecho pruebas al menos de 10 km, incluso alguna de 5 km a ritmo de competición.

Porque no es lo mismo salir a entrenar que salir de verdad a “CORRER”, donde siempre te exiges un poco más.

Es un error centrarse en preparar una media maratón si nunca has preparado carreras intermedias.

A ver…
Sé que es posible si te buscas un buen entrenador y te programa esos 21 km en, por ejemplo, un año, pero piensa que te será mucho más gratificante si…
  • Te planteas una carrera solidaria de unos 6 km
  • Luego una prueba rápida, de esas con poco desnivel de 10 km
  • Más tarde programas para correr un trail sencillo de unos 14 km
  • Y tal vez en un par de años, si todas estas carreras han ido sin percances, sigues con tu plan de correr tus primeros 21K.

Es una programación más a largo plazo, pero de lo que se trata es de disfrutar del camino sin lesiones.

¡Ojo!
Cuando te hablo de correr no es solo ir a la carrera y ya está, si no a todos los entrenamientos que están detrás. Deberás haber hecho tus salidas largas, las cortas, los días de cuestas, los de cambios de ritmo, sprints, la técnica de carrera… si esto te suena a chino, busca quien te programe un buen entrenamiento y vete de menos a más.

Lo importante no es solo llegar, es hacerlo en buenas condiciones para correr muchas más carreras a lo largo de tu vida.

(Desconozco tu nivel, pero espero que se entienda el concepto)

Nota: al final te dejo un planning para que te sirva de ejemplo. Si te puede la curiosidad, pincha aquí.

 

 

2 Programa tus entrenamientos

 

media maraton - planning

No veo mal la gente que corre por sensaciones.

De hecho tengo compañeros que han hecho varias pruebas de resistencia tipo iron man, obteniendo buenas marcas y nunca han hecho entrenamientos trabajando en una zona determinada.

Solo salían con su reloj deportivo, con un objetivo de tiempo y apretaban más o menos en función de cómo se encontraban ese día; sin embargo, todos tenían un plan.

Aunque esta es una forma de hacerlo muy práctica, te recomiendo que estés pendiente de tu frecuencia cardiaca (luego te explico más) y que lleves un control de la carga e intensidad de trabajo que realizas cada semana.

Llevar un programa de entrenamiento te ayuda a reducir las lesiones, a no olvidar que en ocasiones el descanso es necesario, podrás ver cómo mejoras, también sabrás si no progresas, podrás analizar qué debes cambiar…

Si no programas tus entrenamientos, serás alguien anárquico que sale a correr de vez en cuando y que falla muchas veces porque encuentra cosas mejores que hacer. Con suerte tendrás una grupeta que tiré de ti en los momentos de pereza, pero si entrenas solo, tienes turnos, hijos, u horarios locos como los míos, programarte es fundamental.

 

 

3 Monitoriza tus marcas

 

relojes deportivos media maraton

Esta frase me la grabaría a fuego:

“Lo que no se mide no se puede mejorar”

Además de planificar tus entrenamientos, es recomendable que lleves un control de tus tiempos y de tu frecuencia cardíaca (más abajo te hablo más sobre esto).

Es la mejor forma de ver tu evolución.

En mi caso, el hecho de medir mis marcas e ir registrándolas, hace que aumente mi motivación. Me obligo a ser mejor en cada entrenamiento.

“Venga va, hoy voy a correr los 10 km en un minuto menos”

Lo bueno es que no hace falta que te encargues de nada, supongo que sabrás que hay dispositivos que lo hacen todo por ti.

¿Cuál elegir? Pues para empezar no te hace falta nada muy sofisticado, puedes echar un ojo a algún reloj Garmin básico.

Si echas un ojo aquí, verás que tenemos analizados la mayoría de relojes deportivos populares.

 

 

4 Calzado adecuado

 

Estás pensando en correr 21 km.Esto te tendrá ocupado unas 2 horas.

Vas a llevar una zancada más o menos regular, es decir, siempre el mismo tipo de pisada que impactará en las mismas partes de las plantas de tus pies, con su repercusión en tus tobillos, rodillas y caderas… sería muy temerario no llevar un calzado adecuado, ¿no crees?

En zapatillas te puedes gastar lo que quieras, la oferta es super amplia y alguien amateur dudo que ni en este, ni en ningún universo paralelo, necesite calzado de 300€ (que lo hay).

media maraton - zapatillas running

¿Mi recomendación?

Mira modelos de stock, ofertas, el modelo del año pasado, zapatillas cómodas y que se adapten al objetivo que tienes en mente, que es empezar a meterle bastantes kilómetros.

  • Revisa el tipo de suela, no es lo mismo la amortiguación que presenta una zapatilla de velocidad que una de larga distancia.
  • Cuidado con el tipo de pisada (pronador, supinador…) porque a veces no se especifica y, a la larga puede acarrear problemas. Ante la duda mejor comprar una neutra.
  • Fijate en la flexibilidad de la suela y la puntera, si las zapatillas son muy rígidas, pueden producirte dolor en la planta del pie o sin son muy duras en la parte delantera, al chocar tus dedos continuamente contra ella, provocar contusiones en las uñas que pueden llegar a romperlas.

 

Zapatillas caras no es sinónimo de mejor, si vas a una tienda especializada, déjate asesorar por el dependiente.

¿Cómo elegir las mejores zapatillas para ti?
Aquí analizamos algunos modelos de los más vendidos de running.

 

 

5 Suplementación e hidratación

 

Mucha gente empieza por preguntarse qué suplemento usar para correr.

La realidad es que es lo menos importante.

Es cierto que puede resultar una ayuda, pero nada como los 2 primeros puntos de los que te hablaba.

En cuanto a alimentos, si quieres rendir en las carreras tienes que asegurarte de tener tus depósitos de glucógeno cargados al máximo y estos se reponen gracias a los hidratos de carbono.

Tanto para principiantes como para avanzados, no te recomendaría ningún suplemento excepcional, ya que no lo hay, es mucho más importante que gastes tu dinero en una alimentación saludable y que elijas hidratos de carbono de calidad.

Por muy tentador que parezca, tu alimentación diaria no debería basarse únicamente en pasta y arroz. Y para largas distancias, el combustible preferido de tu cuerpo son las grasas.

El problema es que la mayoría de la gente no es eficiente usándolas de combustible porque nos alimentamos un 70% de carbohiratos.

Para adaptar nuestro cuerpo a la utilización de lípidos, “fuente ilimitada de energía”, tenemos que darle motivos para usar la grasa. Una buena idea es reducir estratégicamente el consumo de CH, entrenar con los depósitos de glucógeno vacíos y otras muchas técnicas.

Nota: en este artículo hablamos sobre una alimentación lowcarb, por si te interesa iniciarte.

Otro punto importante es la hidratación, pero tampoco hay que volverse loco, hay mucha gente que se pasa bebiendo y puede derivar en problemas como hiponatremia. Bebe cuando tengas sed.

media maraton - chica runner bebiendo

Además, a partir de ciertos kilómetros y de tiempo de actividad, también será necesario reponer sales, que perderás por el sudor. Puedes preparar tu propia bebida isotónica como sugieren aquí.

 

 

6 Más importante la frecuencia que el tiempo

 

Aquí te quiero hablar de frecuencia cardiaca y ritmo de carrera.

Entiende que la frecuencia cardiaca adecuada te ayudará a conseguir entrenamientos de calidad durante más años de vida, con lo que conseguirás obtener o acercarte en gran medida a los ritmos de carrera que te propongas (siempre y cuando sean realistas).

Por ejemplo
Si sales a correr y cada vez que vas te pegas una paliza de 1 hora a todo lo que dás y tu frecuencia cardiaca está la mayor parte del tiempo por encima de 170-180 pulsaciones por minuto, a largo plazo eso genera un estrés que es contraproducente y difícilmente conseguirás ritmos de carrera rápidos mantenidos, como puede ser llevar el kilómetro a 3:30 en tu media maratón.

Independientemente de la marca de tu reloj de running (Garmin, Suunto, Polar… son los más habituales), este te indicará en función de la frecuencia cardiaca que llevas durante la carrera, en qué franja de esfuerzo te encuentras.

Esto, sumado a otros parámetros, como el tiempo que estás en cada una de ellas y el tiempo que dura la carrera, determina el efecto del entrenamiento y cuánto tiempo de recuperación necesitas.

De nada sirve que todas tus salidas sean “a muerte”, si luego necesitas 4 días para recuperar o si ello conlleva machacar continuamente a tu corazón con frecuencias cardiacas extremadamente altas (normalmente las franjas de esfuerzo van del 1 al 5, siendo 5 la franja en la que te mueves en frecuencias cardíacas más altas), por que a la larga te pasará factura, en forma de lesiones por sobreentrenamiento.

Por ello céntrate en comenzar a llevar ritmos cómodos, en crear una buena base de fondo físico y poco a poco ir metiendo entrenamientos con cambios de ritmo y que conlleven aumentos controlados de la frecuencia cardiaca, serás un corredor más regular y evitarás lesiones.

Si quieres ser un poco más teórico, piensa que tu frecuencia cardiaca máxima (FCMax.) será 220 menos tu edad. Por ejemplo, si tienes 40 años, tu FCMax. es 180 pulsaciones por minuto.
A partir de lo anterior, según tu objetivo, puedes tomar como referencia la siguiente tabla:

ZONA OBJETIVO INTENSIDAD % FCMax.
MÁXIMA 90-100%
INTENSA 80-90%
MODERADA 70-80%
SUAVE 60-70%
MUY SUAVE 50-60%

 

 

¡Aviso! Tu salud es lo primero

 

Si ya tienes cierta edad y quieres meterte en esto del running o llevas tiempo en ello y nunca te has mirado nada, puede ser un gran acierto acudir a un centro en el que se te realice una prueba de esfuerzo y un ecocardiograma, ya que son estudios no muy caros y que te pueden salvar de un susto.

Otra opción, como te comenté antes, es un estudio de pisada, donde te ayudarán a corregir vicios ocultos que tal vez desconozcas. Es verdad que si llevas toda la vida realizando un apoyo de una determinada forma, tu cuerpo habrá creado adaptaciones para minimizar daños, pero a veces lesiones, en forma de dolores en rodilla o cadera, son secundarios a repartir mal la carga en el pie.

Piensa en un coche con las ruedas mal equilibradas, al final el desgaste del neumático no va a ser homogéneo, pues lo mismo pasará con tus articulaciones.

Al margen de lo anterior, una medida de prevención que no te cuesta nada es “entrenar con cabeza” y evitar las compensaciones, es decir…

Si un día no has salido a correr, tiene poca rentabilidad salir el doble al día siguiente o si no llegas a los ritmos de carrera que esperabas en una prueba, aumentar la carga de entrenamiento de forma desproporcionada solo hará que aparezcan lesiones.

Así que si no eres capaz de programar tus entrenamientos de forma adecuada, ponte en manos de un profesional que te programe tus sesiones.

Y si eres de los románticos que les gusta entrenar por sensaciones, no olvides revisar los registros de tu reloj al finalizar las carreras, para identificar si has forzado la “máquina” en exceso, algo que verás rápidamente si tu corazón ha estado disparado la mayor parte del tiempo.

 

 

Principales lesiones de runner principiante

 

Prácticamente todas las lesiones descritas a continuación las puedes prevenir si realizas una buena programación de tus entrenamientos y si compaginas la carrera con el trabajo de fuerza, fortaleciendo tus músculos y ¡si!, es lo que parece, te estoy recomendado que hagas pesas.

Para las lesiones, el tratamiento en la mayoría de los casos es conservador: hielo, antiinflamatorios, disminución de la intensidad de los entrenamientos y readaptación deportiva.

 

Síndrome de dolor patelofemoral

 

La rótula o patela, es un hueso colocado por delante de tu fémur, en la zona de la rodilla, es un escudo que te protege de impactos directos en la articulación y que sirve como eje en el que se insertan las diferentes estructuras musculares vecinas.

Por exceso de uso, la almohadilla bajo la rótula se puede inflamar o algún punto de inserción de estos músculos de los que te he hablado, lo que produce dolor en la parte anterior de la rodilla.

Despliega para ver el tratamiento

Tratamiento: utiliza hielo tras la actividad deportiva que te servirá como antiinflamatorio. Lo más recomendable es reajustar y adaptar tus carreras. Tendrás que bajar la cantidad de entrenamiento.

 

 

Síndrome de fricción de la banda iliotibial

 

La banda iliotibial tiene un mecanismo de aparición similar al anterior, para que lo entiendas, por la cara lateral de tu rodilla discurre el final de la musculatura de tu muslo, que termina en una cintilla, esta puede darse el caso que roce con el hueso que está debajo, la tibia, lo que provoca dolor cuando corres.

Si padeces esta lesión lo sabrás rápidamente, ya que puedes apretar con tu dedo en el punto lateral de la rodilla donde todo el mundo tiene un bulto (reborde óseo) y ese gesto te desencadenará dolor.

Despliega para ver el tratamiento

Tratamiento: terapias como el masaje de la zona dolorosa te puede ser útil para mejorar esta dolencia.

 

 

Lesión del menisco de la rodilla

 

Los meniscos son unos amortiguadores que tienen tus rodillas en forma de C o U, que se encargan de proteger el hueso. Cuando se rompen o fragmentan, suelen producir dolor y en casos más complejos, bloqueos de la articulación.

Si algún profesional de la salud sospecha que puedas tener un menisco roto, la prueba ideal para su diagnóstico es la resonancia magnética, pero no te desanimes, este tipo de lesión no siempre es quirúrgica y cada caso hay que valorarlo de forma individual, ya que no siempre supone el cese absoluto de la práctica deportiva.

Despliega para ver el tratamiento

Tratamiento: reposo y tiempo para que mejore el hinchazón y el dolor, a partir de la primera semana de tratamiento general, será necesario una reevaluación para determinar el posible alcance de la lesión y valorar si son necesarias más pruebas que confirmen la lesión meniscal.

 

 

Fascitis plantar

 

Es una lesión muy habitual, no solo en deportistas, consiste en dolor en la planta del pie por inflamación de los ligamentos que recorren la misma, los cuales se engloban en una fascia (una bolsa fina de tejido blando). Notarás un dolor desde el talón, hasta los dedos y normalmente es más intenso en la zona del puente del pie.

Al igual que la mayoría de las anteriores, es una lesión por inflamación, así que tratamiento como el hielo y el masaje, son adecuados para notar mejoría.

Despliega para ver el tratamiento

Tratamiento: pisa con la planta del pie una pelota de tenis o una pequeña botella de agua congelada para masajear la zona dolorosa.

 

 

Síndrome de estrés de la tibia media

 

El tibial anterior se sobrecarga a menudo en corredores, notarás dolor en el tobillo, donde termina el empeine y verás que al correr se irradia (progresa) hacia arriba. Con el reposo mejora parcialmente, pero cuando sales nuevamente a correr, este reaparece.

Mantenido en el tiempo podría progresar hacia el síndrome de estrés de la tibia media, que consistiría en inflamación del periostio (capa que envuelve a los huesos) de la tibia en su región anterior (es esa espina que palpas al final de tu pierna).

Despliega para ver el tratamiento

Tratamiento: todas las recomendaciones anteriores son útiles para este síndrome, donde también es posible que tengas que disminuir la actividad deportiva para recuperarte.

 

En resumen: son lesiones que si ya las has sufrido, te habrás dado cuenta que son bastante molestas y a veces persistentes en el tiempo, mi recomendación es que no desesperes y si con las recomendaciones generales no mejoras, te pongas en manos de un profesional que pueda guiarte a lo largo del reinicio de tus entrenamientos.

 

 

Mi experiencia en media maratón

 

Correr, al igual que las pesas, nunca había sido mi prioridad, siempre lo ví como un complemento al deporte que practicaba en aquel momento, que era el fútbol.

Construir una buena base aeróbica y de fuerza, me ayudaba a mantener un buen rendimiento a lo largo de toda la temporada, a ser capaz de tener superioridad física durante la segunda parte del partido.

Sin embargo, con el tiempo las prioridades cambian y por motivos laborales y familiares, la disponibilidad para comprometerse con un deporte de equipo se complica, así empecé a enamorarme de la competición que me ofrecían las carreras.

Poder entrenar a mi ritmo, sin necesidad de prácticamente nada ni nadie, solo calzarme las zapatillas y salir a la calle, así llegó la primera media maratón, hace ya, unos 12 años.

Media Maraton Bilbao Running Correr

Reconozco que el primer año fué duro, quise hacer mucho en poco tiempo y me apuntaba prácticamente a todo lo que pillaba, me daba igual si era asfalto o trail y al final aparecieron las lesiones.

En mi caso fue un dolor intenso en la rodilla, seguramente un síndrome femoropatelar, que tardó meses en irse y me hizo aprender por las malas que las cargas han de ser progresivas, que no se puede pretender ir a todo al 100%.

Después del parón llegaron más 10k, medias y maratones…

Te confieso que…
Me gusta más la montaña, es más dinámica y en algunas carreras tienes la sensación de ser un poco como el del último superviviente, sin embargo, reconozco que la ciudad también tiene su encanto, con calles a rebosar, con la gente animando durante todo el recorrido, como en la Behobia – San Sebastián o el maratón de Valencia.

Maraton Valencia Running Correr

Así que desempolva tus zapatillas y prepárate para preparar tu primera media maratón a conciencia con el programa de entrenamiento que te propongo.

PD: mis tiempos en media maratón son de 1 hora 27’ y en maratón 3 horas 39’, estoy seguro que puedes superarme 😉

 

 

Planning de entrenamiento

 

A continuación comparto contigo un programa de entrenamiento de 12 semanas para media maratón si quieres bajar de 2 horas.

Objetivo: hacerlo en torno a 1 hora 50 minutos.

 

Requisito previo: para llevarlo a cabo lo recomendable sería que fueras capaz de correr 10 km en no más de 55 minutos.

 

Nota: Si no manejas estos tiempos en 10k, te vale más mejorar en esa distancia antes que pasar a la media maratón, estoy seguro que con esfuerzo y empeño podrás conseguirlo, pero es un riesgo innecesario someter al cuerpo a sobreesfuerzos para los que aún no está preparado.

A parte de los días de carrera propuestos, estaría bien que realizarás adicional al planning, 2 sesiones de fuerza semanales, pueden ser de tipo full body o realizar una rutina torso-pierna, en la que también incluyas el core.

Si además de lo anterior realizas al menos una vez por semana una sesión específica de técnica de carrera, estoy seguro que no sólo alcanzarás tus objetivos, si no que además minimizarás el riesgo de lesión.

  • He tratado de simplificar el programa de entrenamiento al máximo para que no tengas que estar pendiente de ritmo de carrera ni pulsaciones, aunque siempre es bueno que analices tus resultados al finalizar tus entrenamientos para que tengas una referencia de los ritmos que manejas y el esfuerzo que estás llevando a cabo.
  • Por lo demás, el plan es bastante tradicional, aunque ya sabes que soy un amante de la combinación de la fuerza y el cardio, y si lo que buscas es algo más innovador, seguramente te interese revisar lo que he escrito sobre Crosstraining enfocado a corredores.
SEMANA 1 SEMANA 2 SEMANA 3
LUNES Descanso Descanso Descanso
MARTES 10 Km 12 Km 12 Km
MIÉRCOLES Descanso Descanso Descanso
JUEVES 11 Km muy suave 12 Km muy suave 12 Km muy suave
VIERNES 12 Km suave 13 Km suave 13 Km suave
SÁBADO Descanso Descanso Descanso
DOMINGO 10 Km 14 Km 16 Km

 

SEMANA 4 SEMANA 5 SEMANA 6
LUNES Descanso Descanso Descanso
MARTES 2 km suave + 4×2000 m en 9:45 rec. 90’´ + 2 km 2 km + 4×2000 m en 9:45;  rec. 75’’ + 2 km suaves 2 km suave + 3×3000 m en 15:00; rec. 90’’ suave. + 2 km suaves
MIÉRCOLES Descanso Descanso Descanso
JUEVES 8 Km progresivos 10 Km progresivos 8 Km progresivos
VIERNES Descanso Descanso Descanso
SÁBADO 12 Km suave 12 Km muy suave 14 Km suave
DOMINGO 16 Km 18 Km 18 Km

 

SEMANA 7 SEMANA 8 SEMANA 9
LUNES Descanso Descanso Descanso
MARTES 4 km de trote + 2-3 repeticiones de 2000 metros a paso de carrera de 10 km (5:30/km), recuperando 3 minutos 3 km de trote + 2-3 repeticiones de 1600 metros a 4:55/km, recuperando 800 metros 2 km suave + 3×3000 m en 15:00; rec 90’ suaves + 2 km suaves
MIÉRCOLES Descanso Descanso Descanso
JUEVES 12 Km suave 14 Km suave 12 Km suave
VIERNES 10 Km 10 Km progresivos 10 Km
SÁBADO Descanso Descanso Descanso
DOMINGO 20 Km 24 Km 20 Km

 

SEMANA 10 SEMANA 11 SEMANA 12
LUNES Descanso Descanso 10 Km
MARTES 10 Km 12 Km suaves Descanso
MIÉRCOLES 6 km de trote + 4-6 series de 800 metros a paso de 4:55/km, recuperando 400 metros 6 km de trote + 2-3 series de 1600 metros a 5:05/k, recuperando 800 metros 4 km de trote + 5 series de 800 metros a paso de tempo (5:30/km), recuperando 400 metros
JUEVES Descanso 8 Km 6 Km
VIERNES 2 km suaves + 4×1500 m en 7:00; rec. 90’´ + 2 km suaves 2 km suaves + 6×1000 m en 4:35; rec. 90’´ + 2 km suaves Descanso
SÁBADO Descanso Descanso 25’ trote suave
DOMINGO 20 Km 16 Km Media Maratón en < 2h.

 

Para que puedas orientarte:
  • un ritmo muy suave sería por encima de 6 minutos el km
  • un ritmo suave es entre 5 y 6 minutos el km
  • y un ritmo rápido, en torno a 4:30”.

 

Cuando indica kilómetros progresivos, quiere decir que comenzarás tu carrera tranquilamente para terminar los últimos 2 km (aproximadamente) a un ritmo cercano a tu ritmo de carrera.

Recordate que estos ritmos son orientativos y siempre pensando en que te planteas correr tus primero 21K, siendo ya capaz de hacer 10 km en menos de 55 minutos, si no es así tus ritmos de carrera seguramente serán otros.

 

 

No te vayas sin leer esto

 

Correr es un deporte de impacto que puede ser muy lesivo si no se planifican los entrenamientos de forma adecuada, por ello el consejo más importante que puedo darte es…

¡Que te planifiques!

No intentes compensar días que no sales a correr, con otros de doble carga de trabajo que ya de por sí no estuvieran incluidos en tus planes.

Céntrate en alimentarte de forma adecuada, en hidratarte, presta atención a la técnica de carrera (aquí hablamos largo y tendido) y cuida tu zancada.

Tarde o temprano llegará una lesión. Esto es como los motoristas:

  • están los que se han caído
  • y los que se caerán

Así que cuando llegue el momento no te frustres, déjate asesorar por profesionales y pronto volverás a la carga.

El dolor tiene un gran componente psicosocial y el mejor tratamiento, independientemente de soluciones quirúrgicas o no de por medio, será la readaptación deportiva paulatina.

Correr es como la gota de agua que erosiona la piedra, son los pequeños detalles mantenidos durante muchos kilómetros los que determinan el éxito o el fracaso, la entrada triunfante en meta o la retirada por lesión.

Sal a correr para disfrutar, para desconectar, para pensar, no necesitas más estímulos que la naturaleza, que los ruidos de la ciudad, en el día a día estas hiperestimulado, todo el rato pendiente del móvil, con la necesidad insaciable de estar haciendo cosas, adicto a la multitarea por culpa de las nuevas tecnologías… así que aprovecha la carrera para no pensar en nada, deja que tus piernas te lleven hasta donde quieran ir.

Qué poético me ha quedado esto último 😀

Si necesitas ayuda puedes dejar un comentario o encontrarme en las redes sociales y encantado estaré de responder a tus dudas.

¡Comparte el Artículo en tus Redes!

Carlos F. Galache

Carlos F. Galache

Licenciado en Medicina, especialista en Nutrición Deportiva y Entrenamiento Funcional. Combino las carreras por los pasillos de la urgencia hospitalaria, con los WODs de CrossFit, la calistenia y el trail running. Creador de Cronossfit.com.

¡RECIBE GRATIS TU PLAN DE ENTRENAMIENTO!

Con los mejores ejercicios para entrenar en casa con tu gimnasio básico y otras muchas sorpresas más...

plan entrenamiento basico gimnasio en casa

Artículos Relacioandos

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.